En esa ocasión a propósito del día mundial  de la prevención del embarazo en adolescentes, Lourdes Alvarado nos comparte  9 informaciones importantes basadas en estadísticas, los dejo con nada mas y nada menos, que mi esposa:

 

9 cosas que no sabías sobre el embarazo en Adolescentes

 

Hoy 26 de septiembre se celebra a nivel mundial el día de la prevención del embarazo en adolescentes, con la finalidad de alertar de esta problemática y poner el ojo en lo que debemos hacer.  Aquí les traigo 9 datos importantes, que espero que sirvan para edificarnos sobre esta realidad y su impacto, social y económico en la República Dominicana.

 

  1. EL 37.2% de las adolescentes abandonó la escuela para casarse o por que salió embarazada. (Endesa 2013)

 

  1. Se ha encontrado que el ser madre adolescente aumenta la probabilidad de ser pobre de 16% a 28%. (CELADE/CEPAL 2008)

 

  1. En La Vega nos encontramos en el 6to lugar en todo el país con mayor número de casos de embarazos en adolescentes reportados.

 

  1. El 61.4% de las adolescentes alguna vez embarazadas pertenecen a los sectores más pobres de la población. (Endesa 2013)

 

  1. Las adolescentes entre 15 y 19 años el 13% han sido víctimas de algún tipo de violencia y de éstas un 7.2% la ha padecido estando embarazada y 7.5% reporta que ha experimentado violencia sexual. (Endesa 2007)

 

  1. El 50% de las mujeres tuvieron su primera relación antes de los 18 años y un 67 % cuando se trata de hombres, de estos solo el 28 % usó preservativos en su primera relación sexual. (Endesa 2007).

 

  1. 68 % de los adolescentes no recibe ningún tipo de orientación o instrucción sexual.

 

  1. La disfunción familiar y la presencia de violencia intrafamiliar o sexual ha sido señalada por diversos autores como un factor predisponente al embarazo en adolescentes (Silber & Munist, 1997).

 

  1. En La Vega, entre el 2012 al 2016, 1,515 adolescentes embarazadas han acudido a la consulta del departamento de Adolescentes del Hospital Luis Manuel Morillo King. Siendo las zonas más vulnerables las Carmelitas, los Pomos y Palmarito.

 

Todo lo antes expuesto, más que preocuparnos, debe ocuparnos en respuestas demostrativas, que unifiquen a todos los actores sociales y que con acciones reales enmarcadas en la educación, orientación, comunicación y acompañamiento podamos juntos disminuir estas estadísticas.